América Latina Argentina
Por una "Ley de Medios" emancipadora, democrática y revolucionaria en Argentina Imprimir Correo electrónico
Escrito por Corriente Marxista Internacional   
Miércoles 14 de Abril de 2010 19:00

Declaración Internacional sobre la Comunicación          

En el mes de octubre el congreso Argentino aprobó una Ley de Medios que limita el poder los monopolios de los medios de comunicación y facilita el ingreso de radios, periódicos y TV comunitarias, etc. La Corriente Socialista Militante le dio apoyo crítico, señalando el avance que representaba al mismo tiempo que explicaba sus limitaciones (http://argentina.elmilitante.org/content/view/4446/60/). Ahora esta ley ha sido prohibida por un juez reaccionario con el apoyo de la derecha. Contra la decisión del juez se ha levantado un movimiento de protesta y se ha convocado una manifestación el jueves 15 de abril con el apoyo de los sindicatos, CGT y CTA, a favor de la Ley de Medios y que se prevé que sea muy masiva. Con esta declaración, la Corriente Marxista Internacional quiere expresar su solidaridad con esta protesta. 

Como parte de una larga historia de luchas democráticas, el pueblo trabajador en Argentina ha puesto en pie la tarea de democratizar los "medios de comunicación" que han sido secuestrados por la burguesía local y que, en alianza mafiosa con los monopolios mediáticos multinacionales, libran una guerra demencial contra toda iniciativa social decidida a emanciparse.

En esta etapa, la "Ley de Medios" sancionada por el Congreso argentino en octubre del año pasado representa un salto democrático importante para salir de la vieja ley impuesta por la dictadura. Tal lucha democratizadora ha sido combatida, y lo será por mucho tiempo y en muchos frentes, con la decisión de un juez reaccionario, no elegido por nadie, de suspender su aplicación. Detrás del juez, algunos empresarios dueños o socios de diarios, radios y canales de TV más algunos oligarcas, solidarios de clase, se proponen frenar y desbarrancar el avance parcial ya logrado con la aprobación de la "Ley de Medios" y retroceder lo avanzado a punta de autoritarismo, prepotencia y antidemocracia.

Nosotros consideramos que es preciso salir a dar la batalla democrática que haga valer la "Ley de Medios" y permita perfeccionarla con la participación abierta de los que miran en ella la oportunidad de hacer valer el derecho a tener voz libre, expresión democrática... libertad de expresión revolucionaria. Consideramos que esta "Ley de Medios" representa, aunque todavía de manera parcial, las aspiraciones de millones de trabajadores y organizaciones que carecen de recursos económicos para producir sus experiencias de comunicación y que carecen de espacios hasta para el más elemental derecho de réplica. Por eso debe perfeccionarse de inmediato.

Nos solidarizamos fraternal y críticamente con la lucha de los trabajadores y los sectores populares oprimidos en Argentina por un sistema de medios sostenido por el Estado y bajo control de los trabajadores y de sus organizaciones. Sabemos que esto tendrá pleno sentido cuando las herramientas de comunicación sirvan para fortalecer el control obrero y popular de los medios de comunicación, lo cual sólo podrá conseguirse paralelamente con expropiación bajo control obrero de las palancas fundamentales de la economía. Solidarizamos nuestras luchas con la "Ley de Medios"  y nos sumamos a las luchas que exigen poner limitaciones a los oligopolios. Queremos también que se multiplique y profundice la lucha de los comunicadores populares y de sus organizaciones.

Fraternalmente creemos, junto a muchos especialistas y luchadores sociales, que con la "ley" no alcanza. Que incluso la "Ley de Medios" posee algunas limitaciones que deberán superarse en el corto plazo de la mano de las movilizaciones y las luchas populares. La ley promulgada, y actualmente proscripta, aún otorga privilegios a los medios privados y no asegura la supervivencia de los medios comunitarios que se verán obligados a la búsqueda de apoyo publicitario privado y con ello a comprometer su independencia. En realidad, mientras un puñado de grandes empresarios, con sus millones, disponga de diarios, radios y canales de TV de difusión masiva para mentir y moldear a la opinión pública a favor de sus intereses de clase; y organizaciones obreras y populares que representan a millones de trabajadores y excluidos carezcan de medios económicos para difundir un  modesto programa de radio o editar una prensa regular, no es posible afirmar que exista libertad de información.

No obstante, celebramos los avances, nos comprometemos a participar en la superación de las limitaciones y nos sumamos a las miles de denuncias que se impulsan en esta hora contra las trampas de la derecha que, día a día, se exhibe obscenamente como defensora de los negocios monopólicos que incubó la dictadura militar y que hoy operan como armas de guerra ideológica.

Creemos que es fundamental hermanar esta lucha del pueblo trabajador argentino con las luchas que se libran, en el mismo sentido, en todo el continente y en todo el mundo. Así, es de necesidad estratégica hermanarnos con las luchas democratizadoras de los medios en Ecuador, Venezuela, Brasil, Nicaragua Bolivia... hermanar la batalla por la democratización de los medios con los movimientos en pie de lucha, por ejemplo, en España, Francia, Alemania, Irak, Irán, Palestina, Grecia... La lucha por la democratización de los medios de comunicación debe ser parte de la lucha por la transformación socialista de la sociedad, la única manera de poner los medios de comunicación en manos de la mayoría de la población.

Es urgente impulsar una Corriente Internacional de la Comunicación hacia el Socialismo

Impulsar la Ley de Medios para profundizar la democracia comunicacional

Con las Leyes no alcanza... es necesaria la movilización crítica contra los monopolios mediáticos     

 

NOTA: Si estás de acuerdo con el texto y querés adherir a esta declaración, enviá tu firma a: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla