El XIII Congreso Nacional de la Tendencia Marxista Militante Imprimir
Escrito por Militante - México   
Domingo 16 de Marzo de 2008 19:00
La lucha por las ideas del marxismo se fortalece

Los pasados 22, 23 y 24 de febrero se realizó en el auditorio de la Alianza de Tranviarios el XIII Congreso Nacional de la Tendencia Marxista Militante, sección mexicana de la Corriente Marxista Internacional (CMI). El marco no podría ser mejor pues el acto se desarrolló en las instalaciones de un sindicato de clase que posee una amplia trayectoria de lucha, la cual se extiende ya por aproximadamente un siglo.


El inicio de los trabajos arrancó tras el saludo de bienvenida a los delegados al Congreso a cargo del compañero Gustavo Ortega, Secretario de Asuntos Políticos de la Alianza de Tranviarios. En su discurso el compañero Gustavo Ortega recalcó la importancia del Congreso de Militante, dado que se desarrolla en el contexto del 160 Aniversario del Manifiesto Comunista. Para el compañero, de acuerdo a sus palabras, no queda duda alguna respecto a la vigencia de esta obra de Marx y Engels.

La coincidencia con los argumentos del representante de la Alianza de Tranviarios y la magnífica bienvenida que le dio a nuestros delegados, arrancó los aplausos de los asistentes creando un magnífico estado de ánimo combativo y revolucionario con el cual arrancaron los trabajos del Congreso.

El primer día de trabajos fue dedicado a discutir profusamente las perspectivas de la lucha de clases a escala internacional, la introducción para este debate corrió a cargo del compañero Juan Ignacio Ramos, delegado de la CMI y presidente de la Fundación Federico Engels de España. Durante esa sesión, los delegados al Congreso debatieron aspectos muy relevantes relacionadas con la crisis política de Pakistán, el movimiento huelguístico en Europa, el proceso de revolución en América Latina, poniendo especial atención a los casos de la Revolución Bolivariana de Venezuela y de la Revolución Cubana, la cual ha entrado a un punto crítico tras la dimisión de Fidel Castro al frente del régimen.

Además se analizaron las perspectivas para la economía mundial, explicando el peso sobre la misma por parte del imperialismo yanqui y la tendencia de esta potencia economía hacia la recesión, poniendo al conjunto de la economía de todo el planeta en una situación verdaderamente complicada creando además un ambiente de mayores tensiones e inestabilidad diplomática, forzando también a la burguesía a tomar medidas aún más severas contra los trabajadores.

No obstante este panorama desolador, por el otro lado la clase trabajadora, lejos de aceptar esos ataques de manera pasiva, continúa dando muestras de que no está ya más dispuesta a tolerar la embestida capitalista sin luchar de manera encarnizada. Esta clase de respuesta es bastante nítida en regiones completas como América Latina, pero también lo es en diferentes naciones de Asía, el caso de Pakistán es un ejemplo que por sí mismo habla muy bien de este proceso, e incluso en la propia Europa en la cual en los últimos años hemos visto movilizaciones y huelgas muy importantes en países como Grecia, Italia, Francia y España.

La embestida que ya está lanzando el capitalismo al mismo tiempo que los trabajadores fortalecen sus ímpetus de lucha, nos permiten pensar que se están preparando las cosas para ver confrontaciones entre las clases con una magnitud que no se ha visto a lo largo de las últimas décadas.


El segundo día del Congreso lo dedicamos a hacer un balance sobre el proceso revolucionario abierto en México a partir de la insurrección oaxaqueña y la lucha contra el fraude electoral en 2006 y las perspectivas de la lucha de clases en nuestro país, así como al debate sobre la táctica de los marxistas para intervenir en los sindicatos.

Durante el Congreso ratificamos nuestras conclusiones en el sentido de que México desde el 2006 se integró a la órbita revolucionaria de América Latina y que esa situación se mantiene de esa misma manera hasta la actualidad, dada la bancarrota del capitalismo mexicano que es incapaz de resolver en lo más mínimo los problemas más sentidos de la clase trabajadora y el fuerte ánimo de lucha que aún se mantiene entre las filas del proletariado.

Se explicó que dadas las condiciones económicas del país, Calderón, que representa a un régimen débil y dividido, no tiene otro camino mas que el de lanzar más ataques, como la privatización de PEMEX y la contra reforma a la Ley Federal del Trabajo, los cuales ya se están preparando, factor que tendrá que confrontar con los ímpetus de lucha de los trabajadores. Todo ello preparando en terreno para un nuevo choque de trenes entre las clases, derivando en acontecimientos tan o mas convulsivos como los que vivimos en 2006.

Sobre la base de esa evolución de las perspectivas de la lucha de clases internacional y nacional, pasamos a la tercera jornada del Congreso la cual dedicamos a hacer un balance de la participación de Militante en la lucha de los trabajadores, así como las medidas para fortalecer sus estructuras internas que le den mejores garantías de intervención en los próximo y convulsivos acontecimientos de la lucha de clases en México.

La conclusión mas relevante en este balance fue la de reconocer que Militante ha aprobado con creces las pruebas de fuego que le ha impuesto la lucha de clases en el último periodo, tales como nuestra participación en la insurrección revolucionaria de Oaxaca y en la lucha contra el fraude electoral. Durante los acontecimientos del 2006 quedaron ratificados de manera incuestionable nuestros métodos y orientación hacia las organizaciones tradicionales de los trabajadores, los sindicatos y el PRD. Por ejemplo, gracias a esa orientación pudimos difundir las ideas del marxismo entre cientos de miles de jóvenes y trabajadores que se lanzaron a la lucha en la defensa del voto, tras las fraudulentas elecciones que llevaron al poder a Calderón. Esta lucha, que ha sido el movimiento de masas más importante en bastantes décadas de historia de nuestro país, se expresó por medio del PRD, arrojando como uno de tantos resultados para los marxistas de Militante el poder colocar en cuestión de semanas 21 mil ejemplares de su periódico obrero. Ello gracias a nuestra orientación hacia las organizaciones tradicionales y a la capacidad organizativa de nuestra tendencia marxista la cual, para responder a los ímpetus de los trabajadores y su búsqueda enjundiosa de ideas, se vio obligada durante esas semanas de lucha a tener que publicar a Militante de manera semanal y no mensual, como lo hacemos tradicionalmente.

Otra prueba que ha tenido que enfrentar y superar Militante, han sido los reiterados ataques del Estado en nuestra contra, los cuales llegaron al grado de detener y encarcelar a una capa de compañeros en agosto del 2007, que al lado de cientos de jóvenes organizados en el Movimiento de Estudiantes No Aceptados (MENA) luchaban por un lugar en el IPN y la UNAM. Por fortuna una respuesta correcta e inmediata de parte de nuestra Tendencia y la CMI, al lado de magníficas demostraciones de apoyo y acciones solidarias de la clase trabajadora, dieron como resultado que nuestros presos políticos que se encontraban en el Reclusorio Norte fueran liberados en 9 días y que el camarada Francisco Jay, encarcelado en el Consejo Tutelar de Menores, saliera libre tras un poco más de 20 días de lucha por su liberación.








Desde nuestro punto de vista, superar y avanzar sobre las pruebas que nos puso de frente la lucha de clases, demuestra la viabilidad de Militante como alternativa para el movimiento obrero. Esa es una de las conclusiones más importante de nuestro Congreso y sobre la cual definimos las medidas para continuar impulsando las ideas del marxismo entre los trabajadores.

Cabe destacar que al XIII Congreso Nacional de la Tendencia Marxista Militante asistieron compañeros del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, del Bloque Democrático de Trabajadores del IPN, trabajadores organizados en defensa del ISSSTE, entre otros. Estos compañeros tomaron la palabra para darle sus saludos al Congreso y exponer la lucha en la que se encuentran. Este marco y la presentación de un video en el que se documenta la lucha de 18 años de Militante en defensa del marxismo, crearon un ambiente explosivo que permitió que el Congreso clausurara sus trabajos de una forma especialmente combativa y entusiasta, cuestiones que se reflejaron muy nítidamente en la entonación del himno de La Internacional como acto último del XIII Congreso Nacional de la Tendencia Marxista Militante.

Lo acontecido y los resultados de este Congreso ratificaron la vocación revolucionaria de Militante y han creado una base sólida para que nuestra organización a 18 años de vida, continúe impulsando las ideas de Marx, Engels, Lenin y Trotsky en el seno del movimiento obrero y para continuar trabajando para construir un partido capaz de transformarse en una alternativa de masas para la lucha del proletariado contra la burguesía y por el socialismo.

Compañero joven y trabajador, únete a Militante y lucha por la construcción de una alternativa revolucionaria para el movimiento obrero.