América Latina Venezuela
Las bases revolucionarias sacuden la UCV - “Obreros y estudiantes, unidos y al combate” Imprimir Correo electrónico
Escrito por José Antonio Hernández (Militante - Venezuela)   
Sábado 24 de Noviembre de 2007 19:00
Bajo un ardiente ánimo altamente revolucionario obreros, estudiantes y profesores marcharon el pasado 13 de Noviembre por todas las instalaciones de la Universidad Central de Venezuela ¡Universidad elitizada!, en apoyo a la reforma constitucional y contra las agresiones de las bandas fascistas de la oposición.

Desde aproximadamente o casi después de las nueve de la mañana en la plaza del rectorado se empezaron a concentrarse obreros, el sindicato de la UCV, estudiantes no solo de la UCV sino también de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) y, de diferentes organizaciones populares.

La marcha fue encabezada por el sindicato. El ambiente era de total euforia roja. Los obreros y estudiantes (fue muy emotivo ver esto, con ambos abrazados y gritando juntos) entre gritos decían “¡obreros y estudiantes unidos y al combate!”, a muchos incluyendo nosotros de tanto gritar fuerte se nos iba la voz, pero en el mismo instante era tanto el ambiente que continuábamos gritando con voz fuerte las consignas. Se marchó bajo consignas fuertemente radicales y clasistas, tales como “¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta camarada que ya esta preparada, la resistencia armada!”, “¡Educación primero, pa’l hijo del obrero, educación después pa’l hijo del burgués!”, “¡¿Dónde están? Y ¿Dónde están los fascistas que nos iban a quemar?!” (Una alusión al asalto fascista que intento quemar y linchar a camaradas de la Escuela de Trabajo social de la UCV), “¡Si Si UCV!”, “¡Fuera los fascistas de la Universidad!”, “¡Si vienen como el 11, saldremos como el 13!”. Cuando pasaban por los lugares donde había más escuálidos gritábamos en sus narices una canción breve pero contundente “¡Siempre que marchamos (bis), la gente nos pregunta (bis), quienes son ustedes (bis), y les contestamos (bis), Hordas chavistas y castro-comunistas (bis)!”, la oposición siempre dice esto de los revolucionarios, y entonces se lo decían en su cara a los contrarrevolucionarios, era un reto. Estas eran las consignas más coreadas.

La marcha, cuando pasaba por las facultades y las plazas principales, adquiría más energía y fuerza, y la bulla se hacia ensordecedora. En este momento hay quienes gritaban “¡si tocan a los nuestros pasaremos coleto con ellos!”. Uno de los detalles más significativo es que habían estudiantes que se apostaban a las puertas que dan acceso a las facultades y algunas aulas de clases para proteger a los manifestantes de cualquier acción sorpresa por parte de los fascistas, y otros camaradas que iban a la retaguardia por si cualquier cosa. Esto tiene una importancia enorme, ya que muestra elementos de organización espontánea y precisamente la tarea de los marxistas es darle a esto un carácter mucho más organizado y sobre todo consciente, de ahí la importancia también de haber participado la Corriente Marxista Revolucionaria (CMR) con volantes, donde el punto central es la formación de Comités de Autodefensa, los cuales tenían muy buena aceptación.

Muchos dicen que la izquierda dentro de esta universidad es débil. Pero a continuación otro de los detalles de la marcha que son muy interesantes. A medida que transcurría la manifestación, uno se encontraba con gente que decía “¡Mira esos son los nuestros, los rojos!”, y entonces los trabajadores, estudiantes y profesores que veían aquello saludaban apostándose a los lados de la manifestación (estos nos quitaban de las manos los volantes), quienes tenían filmaban con celulares, se entusiasmaban, se contagiaban y finalmente se unían a la marcha (al principio éramos 400 aproximadamente pero luego éramos alrededor de 1000). Esto junto a los que no se pudieron unir, desde balcones y ventanas se veía muchos quienes saludaban a los marchantes, y desde abajo se coreaba “¡saludo solidario y revolucionario!”.

Esta jornada fue organizada no desde arriba sino desde abajo ¡Marcharon las bases revolucionarias con toda su energía! Cabe destacar que en cuanto a números evidentemente hay mejores marchas, pero en cuanto a ánimo y furor revolucionario este fue el mismo ambiente del 13 de abril. Se está demostrando una radicalización de las bases. Cabe destacar que por ninguno de los medios oficiales se ha informado de lo importante de esta marcha revolucionaria dentro de la universidad donde la derecha cree que tiene una fortaleza.

El movimiento revolucionario ha dado un fuerte impulso, y dotado de más energía, coraje y moral a los revolucionario que están dentro de esta universidad. Por su parte, los fascistas no fueron capaces de atacar la manifestación. Por otro lado el mensaje a los fascistas fue claro: “si siguen con sus ataques, los aplastaremos con todas nuestras fuerzas”. Fue una jornada donde el movimiento sentía toda su fuerza, energía y coraje corriendo por sus venas ¡Se sentía un gigante! Se notaba claramente por el rostro, la combatividad y el arrojo de quienes ahí estuvieron. Una vez más estas demuestran que están dispuestas a llegar hasta el final para completar la revolución bolivariana.

La burguesía sabe que si tensa mucho la cuerda podría desencadenar una respuesta desde abajo, y que pudiera lamentarlo ¡y lo lamentaran bastante! Al final de la jornada entre los tambores se gritaba con mucha potencia “¡Victoria! ¡Victoria! ¡Victoria Popular! ¡Somos Mayoría!”

Los fascistas para triunfar y hacerse fuerte necesitan un movimiento débil, y desmovilizado, por eso la marcha fue una excelente respuesta al fascismo. La correlación de fuerzas es aun muy favorable a la revolución, pero esa fuerza debe ponerse en marcha como sucedió en la UCV. El grado de conciencia aumenta, la tarea debe ser ¡Organizar! ¡Organizar! Y ¡Organizar!