América Latina Venezuela
Venezuela: Las medidas económicas contra la crisis Imprimir Correo electrónico
Escrito por Leonardo Badell/CMR Caracas   
Jueves 26 de Marzo de 2009 19:00
 
El gobierno no puede demorar por más tiempo la expropiación de la banca, la tierra, y las grandes industrias

El pasado sábado 21 el Presidente Chávez hizo varios anuncios para "paliar la crisis capitalista actual". Estas medidas se han denominado como "la anticrisis". A juicio de los marxistas del PSUV que se agrupan en la Corriente Marxista Revolucionaria (CMR),  estas medidas  que evidentemente no favorecen a los capitalistas, tampoco  resuelven los problemas económicos derivados de la caída del precio del petróleo y posponen las medidas decisivas que el gobierno nacional debería tomar contra la misma. 

Ante la crisis,  el presupuesto nacional no debería bajarse, si no aumentar para evitar que el peso de misma caiga sobre los más pobres; al mismo tiempo es necesario avanzar en el desarrollo económico del país, cuestión que exige no menos, si no más recursos; los mismos  no pueden proceder  de endeudar el país, si no de implementar el socialismo en la práctica, esto es: la planificación económica de los recursos  industriales y humanos de Venezuela centralizados y conforme a un plan debatido democráticamente entre el gobierno, los trabajadores y las comunidades. Y eso presupone la nacionalización por parte del gobierno venezolano de la banca, la tierra y la industria dejando atrás la utopía de la posibilidad de una economía mixta entre el capitalismo y el socialismo.

Las medidas

1. Aumento del precio del IVA.

Incremento de tres puntos porcentuales de el Impuesto al Valor Agregado (IVA), de un 9% a un 12%. "Así como cuando gozamos de altos ingresos petroleros redujimos el IVA de 14 por ciento a 9 por ciento, ahora efectuaremos un incremento prudente de tan sólo tres puntos porcentuales, llevándolo a 12 por ciento", dijo el Presidente Chávez en consejo de Ministros.

Esta medida supuestamente es para poder tener un ingreso fiscal y así mantener el gasto público, las misiones y los programas de gobierno de este año. Esto sin tomar en cuenta la subida de los precios de los alimentos. En teoría, es la Asamblea Nacional la que debe aprobar esta medida. Los productos de primera necesidad estarán "exentos" del IVA., como harina de maíz, arroz, pan y pastas alimenticias, azúcar, huevos de gallinas, mortadela, café tostado, atún, sardinas, queso, pollo, carne (bovina y porcina). Sin embargo sabemos el carácter saboteador de la burguesía venezolana. Estos no dudaran en subir los precios de los alimentos, para compensar la subida del IVA y que sea el pueblo y los trabajadores los que paguen la factura, retando al gobierno a tomar medidas más serias.

Frente a esto los marxistas del PSUV defendemos la desaparición del IVA ya que es un impuesto desigual y en el que cotizan igual el pobre y el rico  y sustituirlo por un impuesto a las grandes fortunas.

2. Disminución del presupuesto para el año 2009 en un 7%.

El presupuesto del año 2009 fue elaborado si el precio del barril de petróleo se mantenía en los 60 dólares el barril. Pero la caída del consumo en los países consumidores de crudo y la grave recesión que vive el sistema capitalista mundial, ha hecho que los precios del petróleo desde principios de este año hayan alcanzado niveles mínimos de producción por parte de los países productores.

Por tanto, el gobierno ha tenido que bajar el presupuesto de este año que estaba evaluado en 2008 en 167 mil 474 millones de bolívares fuertes. En la reforma al presupuesto de este año 2009 estará en 156 mil 388 millones de bolívares fuertes. Esto equivale a disminuir el presupuesto 11 mil millones de bolívares fuertes.

Dentro de la disminución del presupuesto, solo se contempla la caída de los precios del barril de petróleo y no la capacidad de producción de la burguesía. Esto demuestra una fuerte dependencia de los precios del barril de petróleo para poder sostener la economía.

No se dice ni una palabra del carácter parasito de la burguesía venezolana y su permanente saboteo a la revolución.

Sin embargo se plantea mantener el estricto cumplimiento del gasto público y la disminución en gasto suntuario como la adquisición de vehículos, remodelaciones, publicidades. Esto se hará mediante un decreto presidencial.

Los marxistas del PSUV frente a esta situación defendemos que si el gobierno nacional carece de recursos por motivo de la caída del precio del petróleo  tome ese dinero para incrementar el presupuesto nacional  de donde lo hay en beneficio del pueblo: de la banca. El gobierno bolivariano debe nacionalizar la banca, que como señaló el Presidente Chávez está jugando al sabotaje y posee más recursos que el estado venezolano. La nacionalización del banco de Santander debe ser el primer paso para expropiar sin indemnización y nacionalizar el conjunto de  la banca nacional.

El precio del barril y la producción de petróleo

La crisis ha afectado fuertemente los precios del barril, a pesar de las decisiones de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) de bajar la producción para subir los precios. En la alocución el Presidente dijo que se ajustará el volumen de producción a 3 millones 172 mil barriles diarios para cumplir con los recortes que acordó la OPEP.

En la actualidad el petróleo es el gran motor de la economía. De cada 100 dólares, 93 ingresan al país por motivos de exportaciones de crudo. Según Reporte Diario de la Economía: los ingresos  por exportaciones petroleras caerán más de 60%, es decir unos 50.000 millones de dólares, para ubicarse en cerca de 31.000 millones de dólares. (1)

Podemos comparar el ingreso de este año con el del año pasado que estuvo en los 95.000 millones de dólares. Hay que recordar que de estos ingresos la mitad financia el presupuesto nacional. Es probable que el gobierno maneje las reservas internacionales para poder mantener el gasto público y las misiones, pero esto no es eterno.

Frente a la dependencia de los precios del crudo del mercado mundial, los marxistas del PSUV proponemos que se nacionalice la industria nacional y se ponga bajo control de los trabajadores y las comunidades único modo de implementar un plan económico nacional que acabe con la dependencia de las importaciones y permita superar el obstáculo que supone para la producción que las empresas estén en manos de los capitalistas.

Aumento del salario y la inflación

En la misma alocución, el Presidente anunció el aumento del salario mínimo en 10% en mayo y un 10% en septiembre, es decir en mayo subirá el salario mínimo en 880 BF y en septiembre 968 BF. Mientras según cifras del propio Cendas (Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros) la canasta alimentaría se ubicaba en el mes de febrero en 1.670,37 BF y la canasta básica en 3.544,44 BF.

Mientras tanto el gracioso Alí Rodríguez Araque, ministro de Finanzas dice que a pesar del aumento del IVA, la inflación cerrará por debajo del 20%. Veamos que dice:

"Este año ha experimentado cierta desaceleración y esperamos que con las políticas que estamos diseñando y desarrollando la inflación pueda llegar a estar bajo el 20 por ciento. En la medida en que se mantenga el poder adquisitivo de los trabajadores se contribuirá a mantener un nivel adecuado de demanda en el país, y en consecuencia condiciones para que se desarrolle la actividad productiva nacional".

"Queremos llevar el área de cultivos de dos millones 400 mil hectáreas que tenemos hoy, a cuatro millones de hectáreas. Con esto estamos atacando el factor más importante de la inflación en Venezuela", dijo. No se que piensa el lector, pero creo que las cifras no le cuadran a los ministros. ¿Se parecerá esto cuando el ex ministro de finanzas Rafael Isea dijo que para el 2008 la inflación cerrará en 11% mientras que Haiman El Troudi dijo que llegará a 19,5%? ¿Se acuerdan cuando ya Alí Rodríguez dijo en agosto que la inflación cerraría en 27% mientras el 2008 terminó en 31,5%?

La inflación se ha convertido en un cáncer que se come cada vez más nuestros bolsillos. Los reformistas han llegado las más asombrosas propuestas para acabar con la inflación; dignas para algunos capítulos de "nuestro insólito universo".

Propuestas como el regateo, el trueque, reimpulso productivo y otras medidas han pasado por lo diferentes gabinetes ministeriales. En otro artículo dijimos lo siguiente sobre la inflación:

La impresión de dinero en cantidades astronómicas lo que ha hecho es incrementarse. El Banco Central de Venezuela (el principal responsable por mantener las estabilidad de precios) lo que ha hecho es poner más dinero en circulación. A la vez, el BCV subió las tasas de interés al 33% supuestamente para bajar la inflación, pero lo que vemos es lo contrario: aumento de la inflación.

Solo en el área metropolitana los alimentos subieron en 46,7%, la salud 36,9%, el transporte 29,9%, la educación 28,5%, los bienes y servicios diversos 37, 8%, y el equipamiento del hogar en 34,7% al cierre del 2008 según el Banco Central.  

Estas eran las declaraciones del anterior Ministro del Poder Popular para las Finanzas Rodrigo Cabezas: "La reconversión monetaria le permitirá al país entrar en una fase histórica de estabilidad de precios y redundará de manera positiva en la población venezolana". Saquen ustedes sus propias conclusiones.

Si el estado imprime dinero en exceso, lo que hace es que hay demasiado dinero en circulación por la misma cantidad de productos, y la población puede comprar más cosas de las que hay para vender. Y si existe demasiado dinero en circulación se dispara la inflación.  

Lo que ha hecho el gobierno es aumentar el gasto público producto de los altos precios del barril de petróleo. El gobierno no parece muy animado a bajar el gasto público y a dejar el déficit presupuestario. Con un pequeño detalle: Venezuela no es un planeta aislado de la economía mundial. Los altos precios del barril de petróleo se quedaron atrás...  

Actualmente el sistema capitalista está pasando por una profunda crisis mundial. Cientos de miles de trabajadores se están quedando sin trabajo. Estados Unidos, Europa y todo el mundo sufren la crisis de la recesión. Lo que estamos experimentando es una profunda crisis de sobreproducción y crack financiero. La propiedad privada de los medios de producción y el estado nacional son los principales obstáculos para el desarrollo de las fuerzas productivas en todo el mundo. Pero los reformistas en Venezuela solo son capaces de ofrecer paliativos para enfrentar la crisis haciendo continuos llamados a los empresarios para que desarrollen lo que no han desarrollado en 200 años. Debemos decirlo todo el tiempo: no se superará la crisis actual manteniendo la propiedad privada de los medios de producción y manteniendo el aparato de estado burgués. En la actualidad la burguesía más poderosa del mundo en los Estados Unidos no está desarrollando las fuerzas productivas, todo lo contrario las está destruyendo. ¿Qué podemos pedirle a la burguesía venezolana? (2)

Frente a esta situación los marxistas del PSUV proponemos: la subida del salario mínimo por encima de la inflación del año pasado y su revisión no anual si no semestral para mantener el poder adquisitivo. Al mismo tiempo subidas salariales por encima de la inflación en las contrataciones colectivas que compensen la inflación de los alimentos por encima del 40% y que suponen el mayor gasto de los trabajadores y pobres venezolano.

Las nuevas medidas

Las medidas que aprobó el gobierno no van a resolver los problemas, si no que posponen tomar decisiones o bien en beneficio de la burguesía o de los trabajadores y los pobres. El Presidente Chávez ha señalado numerosas veces que este gobierno actuará en beneficio del pueblo y no aplicara medidas como los de la IV república de ajustes salariales y sociales. Es cierto que si hubiera un gobierno burgués ahora mismo sería el pueblo el que estaría pagando la factura de la crisis. Este no es el caso. Sin embargo llegado un momento mantener las conquistas de la revolución significará entrar en contradicción absoluta con los intereses de los capitalistas. Cuanto más se demoren estas medidas contra los capitalistas, más sacrificios y con más dificultades encontraran en su ejecución y más se deteriorará la confianza de los trabajadores y el pueblo. Por lo visto el aumento del IVA no es suficiente. En el programa de Carlos Croes Dialogo Con de Televen el Ministro de "Planificación" Jorge Giordani dijo que vendrán otras medidas de corte monetario y cambiario que aún están en estudio y que se presentaran al Jefe de Estado esta semana"...

 "Se tratan de medidas estrictamente monetarias que, en ese caso, en Venezuela se han usado. Es una combinación de medidas".

En el programa el Ministro no aclaro si estas medidas tendrán que ver con una devaluación o no. Los economistas burgueses ya están diciendo que para el cierre de este año la inflación podría cerrar cerca al 40%. No nos imaginamos como sería con una devaluación.

Los reformistas están buscando medidas desesperadas, tratando de cuadrar el círculo,  con tal de no tocar la propiedad privada de los medios de producción: el principal obstáculo para desarrollar la industria nacional.

La burocracia y el "recorte de los altos sueldos"

En el mismo programa el Presidente hablo de los altos sueldos que aún mantienen algunos funcionarios. Una de las principales contradicciones dentro del aparato de estado es la contradicción de los sueldos de los altos burócratas y el salario mínimo de los trabajadores. Ya Marx había explicado que el ser social determina la conciencia. La conciencia de un burócrata está determinada por su ambiente y las condiciones de trabajo que no son las mismas que un obrero en una fábrica. El sueño de todo burócrata es tener un trabajo tranquilo sin que nadie lo moleste y a la vez poder organizarse como casta aparte del pueblo.

Mientras la burocracia hace fuertes llamados al sacrificio y la austeridad, una gran cantidad de burócratas reciben grotescos salarios. Citamos a Reporte en este caso:

Los sueldos de los demás rectores (del CNE) varían según la antigüedad. El rector Germán Yépez, que tiene 25 años de servicio, cuenta con un sueldo base de 24.000, más la prima.

El camarada presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, gana 60.000 mensual, que son 68 salarios mínimos. El paquete anual de los ejecutivos de Citgo, que no hacen nada, suma 250.000 dólares ¡Na´guara!

El Presidente del Banco Central de Venezuela gana 42.000, con razón hay tantos aspirantes y el salario de los magistrados del TSJ (Tribunal Supremo de Justicia) es de 40.000. Sin contar con las bonificaciones de fin de año, que en ambos casos, van de 5 a 8 meses de sueldo mensual, de 210.000 a 336.000 bolívares fuertes.

Entonces camarada Giordani, con esos sueldazos ¿Cómo es eso del socialismo del siglo XXI? ¿Cuando comienzan los recortes de sueldos camarada?

Aunque Reporte es un vocero de nuestros enemigos de clase, y hace bromas e ironías, cínicamente para atacar a la revolución, no hay que olvidar que este periódico representa lo más absolutos intereses de la clase dominante. Sin embargo, desafortunadamente su crítica tiene una base real; en este momento es exactamente la misma pregunta que se puede hacer un trabajador tercerizado o subempleado que tras 10 años de revolución se le insiste en que estamos construyendo el socialismo y sigue pelando bola frente a los sueldos millonarios de los altos cargos del estado. Estas desigualdades groseras socavan la base de apoyo a la revolución. Para auténticamente socavar los privilegios de la burocracia, el gobierno nacional debería aplicar las medidas que planteaba Lenin en su libro "El estado y la Revolución" y que se aplicaron después de la revolución rusa; las primeras medidas que tomaron los bolcheviques fueron las siguientes:

1.    Elección democrática y revocatoria en cualquier momento de todos los cargos.

2.    Ningún funcionario podrá ganar más que lo que gana un obrero cualificado.

3.    Ni ejercito ni policía permanente sino el pueblo en armas.

4.    Rotación permanente de los cargos.

Solo un programa basado en estas medidas se podrá combatir realmente a la burocracia. No es posible que un Ministro o un funcionario ganen semejantes "salarios". Solo culminando las tareas históricas de la revolución y la abolición del aparato de estado burgués se podrán crear las condiciones objetivas para avanzar en el período de transición hacía el socialismo.

Los marxistas del PSUV proponemos: topes salariales en sector estatal para los altos cargos. Que en la administración pública, empresas públicas y PDVSA el salario máximo no exceda tres veces el salario  trabajador pero remunerado. Terminar con bonos y viáticos para reducir el gasto público.

Nuestra propuesta: Por una alternativa auténticamente socialista del PSUV

El presidente Chávez ha dicho en varias oportunidades que el socialismo es la única alternativa para acabar con el capitalismo. Esta es una posición correcta que apoyamos, pero no es suficiente decirlo. El socialismo se debe llevar en la práctica de manera decidida contra la burguesía. Por más encendidos que puedan ser los discursos, tiene que ir acompañados de acciones. Como lo hemos dicho, no es suficiente amenazar a la Polar, hay que expropiarla. Tampoco son suficientes las nacionalizaciones parciales. El socialismo se basa en la planificación democrática de las modernas fuerzas productivas. Pero se debe nacionalizar el conjunto de toda la economía para poder dar este paso. Tal como dice Alan Woods no pueden planificar lo que no controlas, y no puedes controlar lo que no está en tus manos.

Tal como dijimos en el anterior artículo 2008 resultados y perspectivas, en el 2009 las tareas y nuestro programa sigue siendo el mismo:

La revolución bolivariana ha puesto de manifiesto el poder de las masas por transformar radicalmente la sociedad. Los reformistas y estalinistas han hecho todo lo posible por hacer creer que las masas y sobre todo la clase obrera carecen de "conciencia". En tiempos de "paz", la burguesía es capaz de dar ciertas concesiones a la clase obrera. Pero la mayoría del excedente producido por la clase obrera va a parar a sus bolsillos. Las actuales ideas que existen en la sociedad son las ideas de la clase dominante que ejerce esa fuerza, sobre todo en sus medios de comunicación, a través de la religión y sus instituciones. Defienden la "democracia"; pero esta "democracia" permite que los trabajadores y el pueblo pobre puedan votar cada cuatro o cinco años, pero las decisiones fundamentales se toman en las grandes gerencias de los bancos y en las oficinas de los empresarios. 

Pero en la actualidad, la burguesía es incapaz de resolver nada. Estamos en una fuerte recesión y la clase obrera empieza a moverse en todo el mundo cuestionando las instituciones burguesas. Desgraciadamente para la revolución, esta no ha contado con una dirección firme y clara basada en las ideas del marxismo para llevar a la clase obrera al poder. Chávez es un gran líder, un gran dirigente que ha movilizado a las masas para defender la revolución. Pero como hemos dicho en otras oportunidades, no es un marxista, por tanto no sabe como dar el paso definitivo para acabar con la burguesía. La revolución es una lucha feroz entre fuerzas vivas, antagónicas y contradictorias. Sin embargo, la revolución sigue, no se ha escrito su historia. Lo mismo pasa con Chávez. A pesar de las grandes contradicciones que representa, era inimaginable que podría nacionalizar medios tan estratégicos como lo hizo el pasado año. A pesar de la ruda y fuerte campaña de los medios de la burguesía nacional e internacional, nacionalizó Sidor y el Banco de Venezuela.  

Es cierto que las personalidades juegan un papel determinante en una revolución, pero deben estar dotadas en un programa claro y firme que acabe con la propiedad y el estado capitalista. Chávez se ha rodeado de una gran cantidad de arribistas, mafiosos, burócratas defensores de la propiedad privada. Sin embargo no podemos minimizar la importancia del PSUV. Quizás el hecho más importante este año es la creación del partido. El congreso fundacional del PSUV ha sido de un gran aprendizaje para las masas. Los debates, las críticas, las movilizaciones, la organización y la esperanza en los rostros de los militantes impresionaron a muchos camaradas extranjeros que venían a presenciar la revolución. El programa es fundamental para transformar la sociedad tal como lo hizo el Partido Bolchevique en Rusia.  

En febrero de 1917 la revolución tomo por sorpresa al partido bolchevique. La movilización se dio justamente el día internacional de la mujer trabajadora. La clase obrera se movilizo contra la guerra y contra el hambre. Esto acabó definitivamente con el poder del Zar. Los bolcheviques eran apenas una pequeña minoría, hasta con diferentes posiciones. Sin la más mínima duda, el papel que jugo Lenin fue determinante, pues estaba dotado de lo más importante: el programa. Pero también se necesitan cuadros que estén decididos a tomar el poder basados en el programa del marxismo. Los cuadros deben basarse en la agitación y en las consignas correctas que logren conectar con las masas.

En un artículo inacabado del gran revolucionario ruso León Trotsky dice lo siguiente sobre la guerra civil española:

"Un elemento importantísimo de la madurez del proletariado ruso en marzo de 1917 fue Lenin. Personificaba la tradición revolucionaria de la clase obrera. Para que las consignas de Lenin pudieran llegar a las masas hacía falta que existiesen cuadros por débil que fuese su número en un primer momento. Hacía falta que confiasen en la dirección, con una confianza fundada en la experiencia del pasado. Negar esos elementos en las previsiones políticas es ignorar la revolución viva, substituirla por una abstracción, la "relación de fuerza", ya que el desarrollo de la revolución consiste precisamente en que la relación de fuerzas no hace sino cambiar rápidamente bajo el impulso de los cambios operados en la conciencia del proletariado, de la atracción que ejercen las capas avanzadas respecto a las demás, de la creciente confianza del proletariado en sus propias fuerzas. El elemento principal y vital de este proceso es el partido, así como el elemento principal y vital del mecanismo del partido es su dirección. El papel y la responsabilidad de la dirección en una época revolucionaria son de una importancia colosal" (Clase, Partido y dirección ¿Porque ha sido vencido el proletariado español? León Trotsky).  

Para los marxistas a diferencia de los reformistas del PSUV, lo que nos diferencia es un programa donde la clase obrera logre tomar el poder absoluto. Pero dicen los reformistas: ¡no existen los embriones del nuevo Estado! Y nosotros respondemos: si existe: son los consejos de fábrica en las empresas tomadas por sus trabajadores, que por cierto, son acechados días y noche por lo burócratas del Ministerio del Trabajo y del MILCO (Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio). ¡Pero no hay nivel de conciencia! Dicen. Nosotros respondemos: ¡Falso! Los reformistas no saben explicar como, si el pueblo no tiene conciencia, entonces ¿Por qué ha durado 10 años la revolución?  

Sin embargo, aún teniendo el programa no es suficiente. Se necesitan los cuadros necesarios para poder explicar el programa al conjunto del movimiento con un método correcto y en el lugar correcto: el PSUV. Volvemos al mismo artículo de Trotsky: Es cierto que durante una revolución, es decir, cuando los acontecimientos se suceden velozmente, un partido débil puede transformarse rápidamente en un partido poderoso con tal de que comprenda con claridad cuál es el curso de la revolución y de que posea cuadros experimentados, que no se dejen embriagar por las palabras ni aterrorizar por la represión. Pero semejante partido debe existir antes de la revolución, ya que el proceso de formación de cuadros exige un período de tiempo considerable y que la revolución no deja tiempo para ello.

La importancia de una revolución radica en el programa, pero también en el peso de los cuadros, que sean pacientes explicando el programa al conjunto del movimiento.  

Por eso defendemos:

1.      Para los marxistas es vital la nacionalización de la banca, no por los motivos del Partido Comunista de Venezuela que es darles créditos a los empresarios. Para nosotros se debe nacionalizar la banca y todo el sistema de crédito para poder tener el suficiente ingreso fiscal para construir más viviendas y mejorar la seguridad social de los trabajadores.

2.      Comités de huelga, milicias de la reserva en cada fábrica, destacamentos de combate y armamento de los trabajadores.

3.      Expropiación de la industria, de las empresas y fábricas abandonadas sin indemnización y bajo control obrero. Toma masiva de empresas por parte de los trabajadores.

4.      Nacionalización de la tierra. Esta medida necesita de la nacionalización de la banca para poder ofrecer créditos económicos a los pequeños productores agrícolas.

5.      Alianza de obreros y campesinos. Es vital para los trabajadores llevar la lucha de clases al campo. El pequeño productor, el jornalero también es explotado por el terrateniente y por el intermediario.

6.      Abolir el aparato del Estado burgués. Elección democrática de todo funcionario y derecho a su revocabilidad en cualquier momento. Ningún funcionario podrá ganar más que lo que gana un obrero calificado. Rotación permanente de los cargos.

7.      Jornada de 6 horas de trabajo en un ambiente laboral en condiciones dignas.

8.      Por las reivindicaciones mínimas de la mujer trabajadora: legalización del aborto en condiciones sanitarias higiénicas, públicas y de calidad.

Esto debe planificarse en un plan con delegados elegibles de consejos de fábrica, consejos comunales, y organizarse local, estadal y nacionalmente en una asamblea nacional de consejos de obreros y comunales.  

Solo con este programa se logrará acabar con el hambre, la salud, educación, cultura, deporte, ciencia, las artes. Una parte importante del excedente producido por la clase obrera servirá para desarrollar las fuerzas productivas: la industria, fábricas, empresas. La ciencia se incrementará a niveles no conocidos. Al desarrollar las fuerzas productivas, el desempleo será erradicado y a su vez la delincuencia. El desarrollo de las fuerzas productivas permitirá que la revolución un nivel cultural mucho más alto. Las artes, la música se incrementaran a altos niveles. El problema de la vivienda será solo una pesadilla del pasado. La salud será gratuita y de calidad.   

Pero los reformistas son incapaces de ofrecer lo que los marxistas ofrecemos. Por eso le decimos a los voceros, comisionados, delegados del PSUV y de la J-PSUV que se una a nosotros para defender estas ideas y este programa en el seno del parido. La clase obrera venezolana tiene un compromiso con la historia. Los obreros de todo el mundo esperan ansiosos el triunfo de la clase obrera en Venezuela para imitarlos. Si la clase obrera triunfa en Venezuela, el sistema capitalista tendría los días contados en Latinoamérica y el mundo. Estas son las tareas de nuestra próxima victoria.

NOTAS:

1. Reporte Diario de la Economía. Martes 24 de Marzo de 2009

2. 2008 Resultados y perspectivas.