Perú Perú
Director de UGEL no pudo solucionar demanda que emergió hace semanas atrás Imprimir Correo electrónico
Escrito por Pedro Chambilla   
Miércoles 05 de Diciembre de 2007 19:00

Escolares de Comercio 32 se levantan artos de corrupción y de no ser escuchados

Históricamente, los universitarios son muy conocidos por propiciar protestas en sus claustros, pero es inusual, por lo menos en Puno, que escolares opten por este tipo de medidas. En ese entender, la toma de local que gestaron un inmenso grupo de iracundos estudiantes del centro educativo secundario, Comercio 32, dejó boquiabierta a la población calcetera, más aún cuando las labores académicas del año están a punto de culminar.

Desde las 4 horas de la madrugada, estos estudiantes se apoderaron de las instalaciones de su plantel educativo, luego de haberse enfrentado a efectivos de la Policía Nacional del Perú (PNP), quienes con la intención de frustrar las acciones de protesta, lanzaron bombas lacrimógenas, pero esto generó aún mas la furia del alumnado, que respondió lanzando piedras y gritando arengas como: ¡Somos estudiantes, no somos delincuentes!

Algunas horas después, las paredes externas de dicha institución educativa aparecieron con una serie de carteles, donde decían frases como ¡Fuera director corrupto!, ¡No a la corrupción! Sobre su pared lateral derecha, numerosos escolares se abalanzaban, pidiendo a gritos la destitución del director, Fidel Vilca Mamani.

Reclamo postergado
La manzana de la discordia del incidente, fue el hecho de que hace semanas atrás, los alumnos integrantes de la Banda de Músicos del Comercio 32, reclamaron se reincorpore a Ronald Choque Santuyo, como docente de Música y Arte, quien fuera removido por disposición de la UGEL San Román, pero este petitorio colectivo no fue escuchado en su momento.

Es así que la sensación de reclamo empezó a acrecentarse, al punto que ya no sólo los de la Banda de Músicos, sino todo el estudiantado en general elaboraron toda una plataforma de lucha, cuyos puntos son: Desacuerdo con la malversación de fondos de la APAFA, la complicidad del director en estos actos de corrupción y el abuso de autoridad cometido por parte de la subdirectora, Luz Marina Zea Mamani. “El director se hace manipular con la subdirectora que es una dictadora, nos cobra por cualquier cosa y no deja que los estudiantes nos expresemos” sostuvo, Gleni Torres Machaca, estudiante del tercer grado.

Aparentemente, sin estar informado de lo sucedido, alrededor de las 7:30 de la mañana, arribó al lugar el director Fidel Vilca, quien adujo haber llegado de Lima, luego de realizar gestiones en bien de este colegio, ante el Ministerio de Educación. “No se nada de esto ni de sus causas, pues acabo de llegar de Lima” manifestó.

Asimismo, reconoció la existencia de actos de corrupción no sólo en la APAFA, sino entre los docentes, quienes habrían estado vendiendo materiales didácticos que el gobierno central destina paro los estudiantes. “Yo les advertí a los docentes que no vendan papeles y otros materiales, pero esto escapa a mi responsabilidad” señaló.

Al verse huérfano, ya que los policías presentes temían emprender alguna acción en contra de los alumnos, por tratarse de menores de edad, Fidel Vilca solicitó la intervención del fiscal de Prevención del Delito, Andrés Cansaya Machaca, quien llegó minutos más tarde, para ordenar el apersonamiento hacia la UGEL San Román, a fin de pedir también su intervención.

Efectivamente, llegó al sitio el director de la UGEL, José Luís Alfonso Rodríguez, acompañado del representante del Ministerio Público y un escuadrón de efectivos policiales. Tras conversaciones con un grupo de padres de familia que respaldaban a los estudiantes, el titular del referido órgano educativo, intentó entablar diálogo con los escolares, pero con la condición de que cesen en su medida de lucha, pedido al cual se negaron rotundamente.

Las aguas parecían calmarse, hasta que algunas palabras de Luís Alfonso Rodríguez volvieron a caldear los ánimos. “Si no van a querer escuchar a la autoridad, entonces ya no es mi responsabilidad de lo que suceda después”, expresiones que fueron interpretadas como amenaza.

Docentes cuestionan a director de UGEL
No habiendo soluciones, reinaba el hermetismo del director Fidel Vilca y toda la plana de docentes del Comercio 32, pero luego de que el director de la UGEL San Román declarara que los destaques ordenados en su gestión se hicieron de manera limpia, transparente y disciplinada, salió a la palestra el ex especialista en Tutoría de esta dependencia educativa, y docente del establecimiento educativo en mención, Ismael Villanueva Huarachi, quien cuestionó lo declarado por Luís Alfonso Rodríguez y obtuvo el tímido respaldo de varios de sus colegas. “Es falso que los destaques se hagan como usted dice, yo cumplí bien mi labor de tutor, ingresé por concurso público a ser tutor de la UGEL, tengo preparación en otras ciudades y fui cambiado a consecuencia de la política sectaria que usted aplica, poniendo en los cargos a sus allegados” afirmó.

Hasta el cierre de esta edición, sin llegar a ninguna solución, algunos dirigentes de los alumnos, una comitiva de padres de familia, fiscal y el cuestionado Luís Alfonso Rodríguez, se dispusieron a dirigirse a la UGEL San Román a poder reunirse y encontrar soluciones, ante las pifias hostiles de los protestantes.