Internacional Estados Unidos
EEUU: Un Programa Obrero Para la Crisis Imprimir Correo electrónico
Escrito por El Militante Sin Fronteras   
Jueves 14 de Mayo de 2009 19:00
 

Un nuevo volante de la Liga Internacional de los Trabajadores (WIL) y El Militante Sin Fronteras. Nuestra propuesta para una solución a la crisis economica que enfrentamos los trabajadores. ¡Únete a la WIL y lucha por un mundo mejor!

  • No más rescates financieros para los ricos. Nacionalizar los bancos y las compañías de seguros bajo control y gestión democrática de los trabajadores. Las decisiones de la banca deben tomarse a favor de los intereses de la mayoría, no una minoría de especuladores. Indemnización por la nacionalización de los bancos y otras empresas deben ser pagadas únicamente en casos de necesidad para los fondos de pensiones, fondos 401k (fondos de pensiones y similares), los trabajadores, y los trabajadores jubilados. La nacionalización de los bancos es la única manera de garantizar los depósitos y ahorros de la gente ordinaria.

  • Por el control democrático de los bancos. Los consejos de administración deben estar compuesto de la siguiente manera: un tercio elegido por los trabajadores bancarios, un tercio elegidos por los sindicatos para representar los intereses de la clase obrera en su conjunto, y un tercio por el gobierno.

  • Alto inmediato a las exorbitantes primas, pago de todos los ejecutivos de empresas deberían limitarse a los salarios de un trabajador calificado. Los gerentes innecesarios deben ser reasignados a tareas productivas reales que necesite la empresa. Si los banqueros no están dispuestos a servir por un sueldo razonable, se les debe de mostrar la puerta y sustituirlos por otros individuos calificados, de los cuales hay miles en busca de trabajo y quienes están dispuestos a servir a la sociedad.

  • Una reducción inmediata a todos los tipos de interés, que debería limitarse a los gastos de las operaciones bancarias. Créditos baratos deben estar disponibles para aquellos que lo necesitan: las pequeñas empresas y los trabajadores comprando viviendas, no los banqueros y los capitalistas.

  • Vivienda de calidad para todos. La renta se fija en no más del 10 por ciento de los salarios. Fin inmediato a los embargos, desconexiones de utilidades, y desalojos. Abrir las viviendas para aquellos sin hogar. Por un programa masivo de obras públicas para crear puestos de trabajo y viviendas públicas de calidad.

  • Terminar con el desempleo. Un puesto de trabajo o Seguridad Social para todos. Por la introducción inmediata de las 30 horas semanales sin pérdida de salario para dar trabajo a todos. Un salario digno y pensiones para todos. Una escala móvil de salarios, vinculando todos los aumentos al costo de vida.

  • Abajo con los secretos comerciales. ¡Abrir las cuentas! Deje que los trabajadores tengan acceso a la información acerca de todas las especulaciones, la evasión fiscal, los beneficios y primas exorbitantes. Dejar que el pueblo vea cómo han sido estafados y quién es realmente responsable del actual lío.

  • No al cierre de fábricas. ¡Una fábrica cerrada es una fábrica ocupada! Nacionalización bajo control democrático de los trabajadores de control y gestión de fábricas desocupadas.

  • Un programa masivo de obras públicas: un programa de construcción inmediata de viviendas públicas, escuelas, hospitales, carreteras, puentes, redes de transporte público y otra infraestructura para mejorar la calidad de vida y crear millones de puestos de trabajo sindicalizados. Implementar salas sindicales de contratación y programas de aprendizaje inmediatamente en las zonas de más alto desempleo. Contra el racismo y la discriminación: ¡La unidad de los trabajadores es el camino a seguir!

  • Para la legalización inmediata e incondicional de todos los inmigrantes indocumentados. Plenos derechos y amnistía para los trabajadores inmigrantes y sus familias. Alto a todos los controles racistas de inmigración y asilio. Por el derecho de residencia y la doble nacionalidad. Por el derecho a hablar su propio idioma. Acceso a la Seguridad Social con prestaciones iguales para todos. No al programa de “trabajadores huéspedes”. Por la reunificación familiar y el fin de las redadas y deportaciones. No a la militarización y la represión en la frontera. No a la culpabilización de los trabajadores inmigrantes por la crisis. Por la unidad de la clase trabajadora: el movimiento sindical debe estar a la vanguardia de la lucha para mejorar las condiciones de todos los trabajadores.

  • Los sindicatos, las cooperativas y las asociaciones de consumidores deben trabajar en un verdadero índice de precios de consumo en el lugar de la “oficial” índice COLA, que no refleja el verdadero estado de cosas. Crear comités de trabajadores, amas de casa, pequeñas empresas y los desempleados para controlar los aumentos de precios.

  • Abolición de todos los impuestos indirectos y regresivos e introducir un sistema progresivo en donde los impuestos directos caen sobre los ricos. Abolir toda clase de impuestos para los pobres. ¡Que los ricos paguen por su crisis!

  • ¡Por una drástica reducción de los costos de la energía! Esto sólo puede lograrse a través de la nacionalización de las empresas de energía, lo cual nos permitirá imponer controles de precios sobre el gas y la electricidad. ¡No más ganancias en detrimento al público!

  • El derecho de todos los trabajadores a afiliarse a un sindicato, organizar huelgas, piquetes y protestar. Por el derecho a la libertad de expresión y de reunión. ¡No a las restricciones de los derechos democráticos con el pretexto de las denominadas “leyes antiterroristas”!

  • Por sindicatos completamente independientes de las grandes empresas y el Estado. Poner fin al arbitraje obligatorio, las cláusulas de “no huelga” y otras medidas destinadas a restringir el ámbito de acción de los sindicatos. Abolir a Taft-Hartley y similares leyes antisindicales. Democratizar los sindicatos y poner el control en las manos de la base. Elección directa de todos los dirigentes sindicales con derecho de revocación. Contra la burocracia y el charrísmo: ningún oficial sindical deberá recibir un mayor salario que un trabajador calificado. Todos los gastos deben estar disponibles para la inspección de los miembros.

  • Para un programa militante y clasista para movilizar a los trabajadores en defensa de los puestos de trabajo y las condiciones de vida. Las organizaciones de los trabajadores deben rechazar la falsa idea de la “unidad nacional” con los gobiernos y partidos capitalistas con el pretexto de la crisis. Ellos son responsables de la crisis y desean presentar la factura a la clase trabajadora. Por la unidad sindical, sobre la base de las anteriores demandas.

  • Por el control desde la base, incluyendo la creación de comités de delegados durante huelgas u otros conflictos como medio de garantizar la plena participación del mayor número de trabajadores.

  • ¡No a la colaboración de clase! Los sindicatos deben romper con el partido Demócrata. Por la construcción de un partido laboral de masas basada en los sindicatos y armado con un programa socialista.

  • Unir las escuelas públicas y privadas dentro del mismo sistema de educación pública para asegurar la calidad de educación continua y gratuita para todos. Por la abolición de los costos de matrícula y la introducción de becas para cubrir los gastos de todos los estudiantes que califican para la educación superior. Por una garantía de empleo para todos los graduados, a un salario digno. Poner fin a la dominación y la explotación de la educación por las grandes empresas. Que los clubes juveniles, bibliotecas, centros deportivos, cines, piscinas y otros centros de recreación estén cien por ciento equipados para el uso de todos los jóvenes.

  • Por un sistema de salud nacionalizado y socializado para todos. Por la abolición del sistema de salud privado, HMOs y compañías de aseguranza. Por la financiación total de investigaciónes y tratamientos para el SIDA, cáncer y otras enfermedades prevenibles y curables. Nacionalizar las corporaciones gigantes de los farmacéuticos que roban los bolsillos de los trabajadores para sus propias ganancias.

  • Romper con la anarquía del mercado de libre capitalista. Nacionalizar las 500 empresas mas grandes del país. Planificación socialista significaría el fin del desempleo y garantizaría el control democrático de la producción, distribución e intercambio, utilizando toda la información y tecnología disponible. Los planes medioambientales se miderían en generaciones, no trimestres fiscales. Los sindicatos desempeñan un papel clave en la administración y el control de todos los lugares de trabajo. El sindicalismo no es un fin en sí mismo, sino sólo un medio para un fin: la transformación socialista de la sociedad.

  • Por la retirada inmediata de todas las tropas y los contratistas militares de Irak y Afganistán. Reducir el presupuesto militar y aumentar el gasto social de forma masiva. Plenos derechos civiles a los soldados, incluyendo el derecho a afiliarse a sindicatos y el derecho a la huelga. ¡Manos Fuera de Venezuela, Cuba, Bolivia, América Latina, el Oriente Medio y el mundo!

  • ¡Contra el racismo y la discriminación! Defender los derechos de todos los oprimidos y explotados. Por la unidad de todos los trabajadores, independientemente de su sexo, color, origen étnico, nacionalidad o religión.

  • Por el internacionalismo obrero. Por una Federación Socialista de las Américas como parte de una Federación Socialista Mundial.

 

Trabajadores del mundo ¡uníos!

Contacta con El Militante Sin Fronteras y la Liga Internacional de los Trabajadores
(“Workers International League” en inglés):
Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla elmilitantesinfronteras@gmail.com Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesitas tener Javascript activado para poder verla This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it - 651-373-7609
EMSF, PO Box 4244, St. Paul, MN 55104 612-424-3897