Huelga general de estudiantes en Madrid el 19 de abril Imprimir
Escrito por Tohil Delgado   
Jueves 12 de Abril de 2007 19:00
El gobierno del PP en la Comunidad de Madrid ha lanzado un ataque sin precedentes contra nuestros derechos democráticos. Esto es lo que significa el segundo borrador que modifica la Carta de Derechos y Deberes que tiene en circulación la Consejería de Educación de Esperanza Aguirre, incluso yendo más allá de lo que se planteaba en el primer borrador por la “convivencia”.

¡Por nuestros derechos democráticos!

El gobierno del PP en la Comunidad de Madrid ha lanzado un ataque sin precedentes contra nuestros derechos democráticos. Esto es lo que significa el segundo borrador que modifica la Carta de Derechos y Deberes que tiene en circulación la Consejería de Educación de Esperanza Aguirre, incluso yendo más allá de lo que se planteaba en el primer borrador por la “convivencia”.

Primero nos criminalizan...
luego nos atacan

Una vez más estamos presenciando cómo desde los medios de comunicación burgueses se lanzan constantes argumentos, imágenes y sesudos estudios que muestran una juventud alcoholizada y violenta. Así podemos ver noticias como la aparecida en Telecinco, el 20 de enero de este año, en la que aseguraban: “La última moda entre los jóvenes es grabar vídeos violentos con móviles”. Quieren transmitir una imagen de los jóvenes que para nada tiene que ver con la realidad, hacen de casos puntuales y sumamente limitados la norma del comportamiento juvenil; claro está que la objetividad es algo bastante incómodo para los planes de la burguesía en general y de la derecha en particular, por tanto, es mejor justificar así las futuras medidas represivas a las que deberemos enfrentarnos.
Es en este marco de criminalización generalizada en el que se encuadra la nueva carta de “convivencia” de Esperanza Aguirre. Utilizando noticias como la relatada anteriormente, el Partido Popular lanza un nuevo decreto por el que otorga poderes absolutos al director, para así –entre otras muchas barbaridades— poder expulsar a los alumnos más conflictivos durante ¡¡UN MES ENTERO!! (hasta ahora el máximo eran cinco días). No sólo podrán expulsar durante un tercio del trimestre a cualquiera (que en la práctica para muchos jóvenes podrá suponer la pérdida del curso), sino que además no hará falta, si el director no lo solicita, que se abra una investigación sobre los motivos de la expulsión en la que el alumno pueda defenderse y el Consejo Escolar pronunciarse.
Ya sabemos quienes son en muchos casos esos estudiantes conflictivos para los directores reaccionarios, directores que en la CAM los hay a patadas, ya que en muchos casos es la propia Comunidad del PP quien los designa a dedo. Precisamente los estudiantes que no nos callamos ante las imposiciones arbitrarias, los que colgamos carteles o noticias sobre movilizaciones en los corchos de los IES, los que acudimos a la manifestaciones contra el PP, todos nosotros seremos los primeros en ser considerados rebeldes y conflictivos.

Hace falta más inversión
en la enseñanza pública

Pero los argumentos de la Comunidad de Madrid se caen por su propio peso. Cualquiera sabe que lo planteado por el PP no son más que burdas exageraciones. Incluso el Defensor del Pueblo contribuye a desmantelar toda esta patraña de mentiras. Así, en un informe aparecido en El País (12/02/07) se podía leer que los casos de violencia en las aulas “se han reducido de un 4,8% en 1999 a un 3,9 en 2006”. Sin embargo, se quiere trasladar a la sociedad en general que ahora mismo estamos viviendo una de las épocas más violentas de la juventud en las últimas décadas.
Como es habitual la derecha sólo abre la boca para mentir, mentir y volver a mentir sobre los verdaderos problemas de la educación pública. En los barrios de San Blas, Villaverde o Carabanchel, por poner algunos ejemplos, los problemas más habituales son el hacinamiento, la falta de calefacción en invierno, el escaso mantenimiento de las infraestructuras, la falta de medios para nuestros profesores, etc. Solucionar esto es lo que garantizaría una auténtica educación de calidad; sin embargo expulsar indiscriminadamente a los estudiantes lo único que hace es generar más absentismo escolar, desmotivación, tensión entre profesores y alumnos en los institutos y, en definitiva, agudizar problemas que tienen fácil solución.
Es por esto por lo que el día 19 de abril el Sindicato de Estudiantes ha convocado huelga general y manifestación a las 12:00 horas en Colón. Saldremos una vez más a la calle a plantarle cara a la derecha. No vamos a permitir que se pisoteen nuestros derechos democráticos más elementales. Esta es una oportunidad magnífica para que los sindicatos de profesores, UGT, CCOO y STEs, salgan también a reclamar los medios necesarios para que los profesores puedan ejercer su profesión en las mejores condiciones. Estamos convencidos de que si los sindicatos hiciesen un llamamiento a la huelga tendrían un seguimiento masivo por parte del profesorado y eso, unido a la participación de los estudiantes, sería un golpe importante para poder echar al PP del gobierno de la Comunidad y de la alcaldía.

Escribenos a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla