Internacional Internacional
Oleada de manifestaciones en Honduras Imprimir Correo electrónico
Escrito por Estefania Guandique y Gerbert Torrez (Tegucigalpa • Honduras)   
Domingo 28 de Junio de 2009 19:00

Una vez más Honduras se estremece al calor de la lucha de clases, una lluvia huelguística ha marcado el último periodo y promete seguir en esa dirección, es un síntoma más del nivel de conciencia que los trabajadores, las trabajadoras y el pueblo en general, obtenido no por casualidad o como hechos aislados como lo presentarían los reformistas de izquierda quienes tiran tierra en los ojos a los trabajadores, los apagafuegos del movimiento.

Es importante mencionar el impacto de movilizaciones tan importantes como el primer paro cívico nacional siendo la antesala a un histórica marcha del 1 de mayo que se sintió bastante combativa y por consiguiente de todo el movimiento que se generó en torno a la lucha de los fiscales, un movimiento que no nace de la izquierda misma, un movimiento dual en donde se está luchando por llevarlo a una lucha plenamente revolucionaria de izquierda, que ha conectado con las masas, que lo vieron como acto heroico loable por parte de fiscales que denuncian abiertamente la corrupción en el país, se está convirtiendo en un referente de lucha para el pueblo hondureño, evolucionando a tal sentido que se conformó una plataforma de lucha a la cual le damos la bienvenida y aplaudimos entusiastamente el Movimiento Amplio por la Dignidad Y la Justicia.

Después presenciamos una lucha ya tradicional en el sector estudiantil, un sector que se caracteriza por no tener una dirección y surgir de manera espontánea permitiendo la represión tanto mediática y física. Los estudiantes son el termómetro más sensible de la lucha de clases, ya que es la expresión desde abajo, lastimosamente se canaliza de mala manera todo el potencial revolucionario las aspiraciones de cambio y disposición de batalla se reducen a un par de consignas por el bono estudiantil y acompañada por palos y piedras, situación bien aprovechada por los medios burgueses para aislarlos y presentarlos ante el pueblo como simples alborotadores. Las movilizaciones por parte de un sector combativo históricamente, el gremio del magisterio, ponen en serios aprietos al paralizar las clases a nivel nacional, lastimosamente es un movimiento gremialista pero sería justo decirlo, un movimiento combativo revolucionario, que está siempre en las marchas programadas; es una lástima que su dirigencia haga tratados con la burguesía; por una dirección revolucionaria es por la cual debemos luchar, ésta sería una herramienta fundamental en la lucha de clases en Honduras.

El pasado 5 de agosto, se llevó a cabo el tercer paro cívico nacional. Las exigencias: el alza general de salarios de los trabajadores, la no privatización de los servicios públicos y la reducción del precio de la canasta básica. Aunque las exigencias no fueron atendidas por parte del gobierno, la marcha en si llevaba su propio mensaje. Era más que necesario llenar el vacío entre los meses de la huelga de hambre de los fiscales hasta la fecha. La oligarquía después de estos hechos, había cantado victoria, desacreditando a los participantes de la huelga y pensando que todo estaba olvidado, no cuentan con la premisa que el pueblo sigue soportando los niveles de vida y coqueteando con la miseria día a día. Utilizando los medios de comunicación para crear un ambiente de confusión en el pueblo hondureño aprovechando la cosecha de ignorancia a la cual ha condenado al pueblo la clase dominante. Los acontecimientos parecen estar muy calculados por la clase hegemónica, ya que el oportunismo político está a la orden del día su última función la dio el muy "carismático" bachiller presidente de la república Manuel Zelaya, el cual se ha caracterizado por la doble cara de sus acciones. Ha tenido acercamientos con los países en procesos revolucionarios, y con la adhesión de Honduras al ALBA, esta dualidad crece. ¿Por qué? La verdad es que al ver los hechos, la clase dominante va a utilizar todas las maniobras posibles para engañar dividir y dar falsas esperanzas, sin pensar que el partido que representan es un partido de derecha tradicionalista, por lo tanto representa a la clase económicamente dominante, y este partido en su historia -en menor medida igual que el partido nacional igualmente reaccionario- se ha caracterizado por las políticas de "válvula de escape", al optar por algunas medidas progresistas, con el propósito de calmar a las masas; o sea una forma de evitar que la izquierda hondureña se consolide...de frustrar procesos revolucionarios.

Este ha sido el juego, muchos pueden caer en el engaño... la lucha no se ha detenido por estos hechos.

La lucha dividida es otra amenaza para este proceso en Honduras. La clase trabajadora no tiene por qué tener intereses divididos, la lucha de la clase trabajadora es la misma; luchar contra el sistema de opresión, que le tiene atada a la fabrica a la maquila produciendo a un ritmo casi inhumano, el mismo sistema que da importantes avances tecnológicos pero que no son avances para la mayoría de la población si no para unos cuantos privilegiados, es por eso que la lucha contra el sistema capitalista es más clara cada día y el pueblo lo comprende años de resistencia, años de consignas de lucha permanente quedan grabados en la conciencia de la clase. Lo triste del caso, es que se lucha sólo por los intereses propios y no por los intereses de la clase trabajadora en su totalidad.

Es precisa la unidad de toda la clase trabajadora, de todos estos movimientos. Cuando cada quien lucha por su lado, realmente no se logra mucho. De aquí la importancia de manifestarse después de la huelga de hambre, porque ésta ha representado una forma de decir que, cuando el pueblo se une, no hay nadie que lo detenga.

Defendemos el frente único contra el sistema capitalista, abogamos y lucharemos hombro a hombro con el pueblo hondureño, propondremos la consolidación de un sindicalismo combativo de clase, que eduque a sus afiliados con la historia de represión de sus propias organizaciones y estudiando con círculos de estudios el marxismo revolucionario que estamos convencidos que representan Marx, Engels, Lenin y Trotsky abogamos por un movimiento estudiantil a la altura de las circunstancias siendo vanguardia roja revolucionaria, jardín de alegría de la clase obrera, por un movimiento popular hacia una perspectiva más clara, hacemos un llamado a la clase trabajadora estudiantes pueblo en general a luchar de manera frontal contra el sistema de opresión llamado capitalismo y luchemos por la alternativa que es el socialismo, eso lo lograremos siendo dirección revolucionaria formándonos para acontecimientos que pueden cambiar el rumbo de la historia en Honduras y el mundo, es por eso que te invitamos que junto con nosotros construyamos la corriente marxista internacional en Honduras y el mundo.

Arriba el pueblo hondureño

Hasta la victoria siempre

Proletarios del mundo uníos