Internacional Medio Oriente
Congreso de The Struggle: ¡Los marxistas pakistaníes avanzan! Imprimir Correo electrónico
Escrito por Corriente Marxista Internacional   
Lunes 30 de Marzo de 2009 19:00

Crónica del primer día de congreso

El viernes 27 de marzo a las nueve y media, en los magníficos alrededores del Aiwan Iqbal Hall, en Lahore, comenzó sus sesiones el congreso de la Corriente Marxista Pakistaní, The Struggle (La Lucha) en medio de una atmósfera de tremendo entusiasmo. Cuando los delegados e invitados entraron en la sala comenzaron a corear consignas revolucionarias como: "Inqlab! Inqlab! Socialist Inqlab!" (¡Revolución! ¡Revolución! ¡Revolución Socialista!)

Este año fue particularmente estricta la seguridad debido a la amenaza de ataques y atentados suicidas hechos por los reaccionarios terroristas fundamentalistas que, como es bien conocido, funcionan bajo el control de los servicios de seguridad del Estado pakistaní (el infame ISI). Pero la estricta disciplina revolucionaria y la organización extraordinariamente eficiente de los compañeros proporcionaron el antídoto necesario para esta amenaza.

Los medios de comunicación occidentales presentan a Pakistán como un semillero de la reacción islámica. Pero es una idea muy distorsionada. Las fuerzas de la reacción fundamentalista representan a una pequeña minoría, centrada en unas pocas zonas. Los trabajadores y campesinos de Pakistán son en gran parte inmunes a su demagogia reaccionaria. Cuando Benazir Bhutto regresó a Pakistán en octubre de 2007, dos millones y medios de personas (abrumadoramente gente pobre) salieron a las calles para recibir a la dirigente del PPP. Este acontecimiento confirmaba totalmente las perspectivas elaboradas por The Struggle.

Vista del CongresoDespués del asesinato de Benazir, hubo una insurrección de masas espontánea, que desagraciadamente carecía de dirección y por tanto no consiguió nada. Pero demostró la naturaleza explosiva de la situación en este país. En las elecciones posteriores, a pesar del fraude habitual, el PPP ganó la mayoría, bajo la dirección de Zardari, el viudo de Benazir. El gobierno del PPP ha seguido un rumbo derechista provocando el desencanto de las esperanzas de las masas.

Esta situación es muy favorable para el desarrollo de The Struggle, especialmente desde que purgó de sus filas a un grupo oportunista en torno a Manzoor Ahmed, ex-parlamentario y un ex - marxista, que se vendió a Zardari. La ruptura con Manzoor, lejos de dañar a The Struggle, ha incrementado enormemente su autoridad y prestigio ante los ojos de los activistas y las masas. En el mundo muy corrupto de la política pakistaní, la corriente marxista ha demostrado con sus acciones decididas que no está dispuesta a tolerar el arribismo ni la corrupción en sus filas.

La política derechista de los dirigentes del PPP, que han capitulado totalmente ante los imperialistas norteamericanos y que están aplicando un programa escandaloso de privatizaciones en nombre del FMI, está provocando una extensión de la rabia y la repugnancia entre los trabajadores y activistas del PPP, que ahora están cada vez en mayor número girando hacia los marxistas. El rápido crecimiento de The Struggle se ha podido ver en la extraordinaria asistencia a este congreso: más de 2.000 delegados e invitados con trabajadores, campesinos, sindicalistas, mujeres y jóvenes de cada una de las regiones del país. A continuación damos un desglose aproximado por zonas, ciudades y localidades:

Sindh: Hyderabad, Thatta, Badin, Dadu, Shahdadkot, Kherpur mirs, Sukkur, Larkana.

Pashtunjwa (antes conocida como Frontera Noroccidental): Malakand, Bannu, Deer, Wazirstan del Norte y del Sur, Swat, Peshawar.

Cachemira: Rawlakot, Bagh, Muzarfarabad, Hajeera, Mirpur, Kotli, Sudhnoti.

Baluchistán: Queta, Khuzdar, Zyarat, Qila saif ullah, Sibi, Qallat.

Punjab del Norte: Islamabad, Rawalpindi, Attok, Wah cant, Chakwal.

Punjab Central: Lahore, Qusoor, Sialkot, Gujranwala, Faisalabad.

Punjab del Sur: Multan, Rahimyar khan, Bahawal pur, Lodhran, Galewal, Vehari,Khanewal, Dera gazi khan, Jampur, Kot adu, Muzafar garh, Rajanpur,Lahya.

La composición social fue muy buena y arrolladoramente proletaria. Estuvieron presentes los siguientes sindicatos: acero de Karachi; sindicato ferroviario; telecomunicaciones; autopistas; Puerto de Karachi; Paramédicos; Buró del Trabajo del Pueblo; sindicato de trabajadores textiles (con una gran delegación de Faisalabad); Agua y Electricidad; Servicio Postal; Transporte; Estibadores; Metalúrgicos; Sui gas (gas natural).

También hubo muchos jóvenes de las siguientes univeridades:

Universidades de Sind; Karachi; Shah Latif; Mehran (Jamshoro); Federal Urdú (Karachi); Quiad.e.awam (Nawabshah); Quiad.e.azam (Islamabad); Muzafarabad (Cachemira); Punjab y Faisalabad.

Además hubo muchos activistas del PPP y de otras organizaciones, incluida la Federación de Estudiantes del Pueblo, LKNSF, Movimiento de Jóvenes Desempleados (BNT) y de la organización de periodistas.

También había una buena representación de compañeras.

Como en años anteriores, antes de comenzar se leyeron poemas revolucionarios escritos por los propios compañeros, además de conocidas canciones y poemas revolucionarios. Una prueba del eco que las ideas de The Struggle están teniendo en diferentes capas sociales fue la presencia de varios editores del canal Five  de televisión, que recientemente emitió una larga entrevista de una hora con Alan Woods sobre la crisis económica mundial.

Más destacado aún fue la presencia de dos de los más famosos cantantes de pop pakistaníes: Jawad Ahmed y Shahzed Roy. Jawad compuso una canción revolucionaria dedicada al congreso, que cantó con su poderosa voz para deleite de los compañeros presentes, que aplaudieron rítmicamente y se unieron al coro.

El congreso empezó con una intervención del compañero Alan Woods sobre perspectivas mundiales, en la que comparó la crisis actual del capitalismo mundial al declive y caída del Imperio Romano. Trató la crisis económica y señaló la bancarrota de la economía burguesa y la perplejidad de todos los gobiernos que no saben qué hacer.

Alan Woods dirigiéndose al CongresoCalificó a los banqueros de parásitos recompensados con el dinero de los contribuyentes por sus crímenes, robos y fraudes: "¡No hay dinero para escuelas, viviendas y hospitales, pero cuando se trata de los bancos siempre están disponibles los talonarios!"

Alan después trató las guerras de Iraq y Afganistán, señaló que éstas demuestran los límites del poder del imperialismo norteamericano. Dijo, en medio de aplausos: "Los estadounidenses tendrán que salir de Iraq como un perro con el rabo entre las piernas". Después continuó con la guerra en Afganistán de la que dijo que los imperialistas no podrían ganar pero que ha desestabilizado Pakistán.

La intervención de Alan fue recibida con una gran ovación por parte del congreso. Hubo muchas preguntas que Alan respondió muy hábilmente en su respuesta. Muchas fueron sobre la cuestión nacional y algunas provenían de los compañeros de Cachemira y de la zona destrozada por la guerra de Waziristán y Swat (habían también compañeros presentes de estas dos zonas). Alan insistió en que la única manera de resolver la cuestión nacional era que los trabajadores y los campesinos tomaran el poder, como hicieron los bolcheviques en 1917. Avisó de que los reaccionarios de Pakistán e India están enfrentando a estos dos países con la posibilidad de una guerra para desviar la atención de la crisis social: "Los trabajadores y los campesinos de India y Pakistán no tienen ningún interés en la guerra", afirmó en medio de un aplauso. "Nuestra posición es: ¡no a la guerra sí a la guerra de clases!"

Adam PalLa siguiente discusión fue sobre el Estado. El compañero Adam Pal introdujo esta discusión, explicó los orígenes del Estado desde un punto de vista marxista como instrumento de la opresión de clase. Continuó demostrando la total degeneración del Estado pakistaní actual, que está plagado de contradicciones internas, un sector del ejército apoyando a los talibán y otro subordinado al imperialismo norteamericano. Adam también trató el llamado movimiento de los abogados, que ha sido apoyado demagógicamente por todos, desde los fundamentalistas islámicos a las ONG liberales o las atolondradas sectas.

Después siguió una intensa discusión con intervenciones apasionadas como las de un compañero de Pashtunjwa, denunciando la matanza de civilices cometida por los bombardeos y artillería norteamericana, que ha provocada una oleada masiva de refugiados y un terrible sufrimiento a la población. El primer día de este maravilloso congreso terminó a las 5 de la tarde y también hubo comisiones sobre trabajo sindical, juvenil y de la mujer. El congreso reanudará sus sesiones mañana por la mañana.

27 de marzo de 2009.

Crónica del segundo día de congreso

Lal JanEl segundo día del congreso de The Struggle se celebró el sábado 28 de marzo. El orden del día incluía Perspectivas para Pakistán que fue introducido por el compañero Lal Jan, un informe organizativo y una discusión introducida por Paras Jan, un informe del trabajo de la Corriente Marxista Internacional presentado por Ana Muñoz, del Secretariado Internacional de la CMI. La sesión fue clausurada por Alan Woods.

Como es habitual, el congreso estuvo precedido por un recital de canciones y poemas revolucionarios, acompañado por cánticos revolucionarios de los delegados e invitados. Cuando el compañero Lal Jan subió al estrado fue recibido con una gran ovación del congreso. Lal Jan pronunció un excelente discurso, lleno de pasión y fue devastador con la podrida burguesía pakistaní y su sistema. Dio las siguientes cifras alarmantes sobre la miseria que sufren las masas en este país: "El sesenta y dos por ciento de los niños no tienen acceso a la enseñanza primaria. El sesenta por ciento de los niños tienen baja estatura a causa de la malnutrición. Sólo el 16 por ciento de la población tiene acceso a los servicios de salud. Muchas personas han perdido incluso el sentido del olfato debido a vivir junto a los alcantarillados, en unas condiciones de suciedad y miseria. El desempleo y la pobreza aumentan cada día".

La agricultura está en una situación lamentable. El sesenta y cinco por ciento del agua de los canales de irrigación no llega a los campos debido al mal estado de la infraestructura. Por otro lado, la industria está en ruinas y ahora el gobierno del PPP está aplicando una política criminal de privatizaciones que provocará más despidos.

Según las cifras oficiales la economía de Pakistán en 2009 se espera que crezca sólo un 1,9 por ciento, probablemente es una cifra optimista. El Estado pakistaní está en bancarrota y ha tenido que pedir un préstamo de 7.700 millones de dólares al FMI, que ha impuesto a cambio unas condiciones draconianas y humillantes.

Pero no todos en Pakistán sufren. El líder de la oposición Nawaz Sharif es el cuarto hombre más rico del país y el presidente, Asif Alí Zardari, el líder del PPP, es el segundo hombre más rico de Pakistán. ¿Cómo pueden estas personas representar los intereses de los trabajadores y campesinos pobres?

El compañero Lal Jan siguió describiendo la crisis extrema del Estado capitalista en Pakistán, que está plagado de profundas divisiones. Algunos comentaristas burgueses incluso han advertido de que o se hace algo pronto o si no el Estado podría colapsar en seis meses. Este aviso sombrío recibió la confirmación sangrienta a las 8,30 de la mañana cuando por segunda vez en cuestión de semanas un grupo de terroristas cometió un atentado en Lahore, en esta ocasión contra un centro de formación de la policía. El ataque aún continuaba en el momento de escribir este artículo.

También insistió, sin embargo, en que no era cuestión de un Estado "fracasado", sino de un capitalismo pakistaní débil y degenerado que ha fracasado. Sólo una revolución socialista puede salvar Pakistán de un futuro de barbarie. La intervención del compañero Lal Jan fue seguida por un aplauso entusiasta y cánticos. Siguió un debate intenso en el que muchos compañeros participaron relatando la experiencia de las diferentes regiones y grupos de trabajadores.

Paras JanLa siguiente sesión fue el informe organizativo que corrió a cargo de Paras Jan. The Struggle es ahora una organización presente en todos los estados, regiones y distritos de Pakistán. Tiene una base sólida en la clase obrera y los sindicatos (en el informe anterior dábamos una lista de los presentes) y presta un apoyo activo a la Campaña por la Defensa de los Sindicatos Pakistaníes (PTUDC), que es una federación de sindicatos con una base amplia que ha estado en la primera línea de cada una de las principales luchas obreras de Pakistán durante el último período, especialmente en la lucha contra la privatización.

The Struggle también ha tenido logros importantes entre los jóvenes. Los seguidores de The Struggle han ganado puestos clave en el Comité Central de la Federación Nacional de Estudiantes de Cachemira Jammu (JKNSF). Se trata de la organización juvenil más grande de Cachemira con más de 20.000 estudiantes. También han ganado la mayoría en la Federación de Estudiantes del Pueblo (PSF) en el Punjab, la provincia más poblada del país.

La organización tiene una base fuerte en Sindh, Baluchistán y Pashtunjwa. Es de lejos la organización marxista más fuerte y con más influencia que ha existido jamás en Pakistán. Ahora tiene una base más fuerte de la que tuvo en el pasado el Partido Comunista, y muchos veteranos comunistas se han unido a ella. En cambio, todos los pequeños grupos izquierdistas están en crisis o en proceso de desaparición. El camino para el éxito de The Struggle está abierto.

El último punto del orden del día fue un informe del trabajo internacional que corrió a cargo de la compañera Ana Muñoz, miembro del Secretariado Internacional de la CMI. La compañera Ana informó de los importantes éxitos de la CMI en el período pasado, particularmente en América Latina, como ilustra el éxito de la Escuela Panamericana celebrada recientemente en México: "Hace cincuenta años sólo teníamos una sección en todo el continente americano, un grupo de unos 50 compañeros en México. Ahora la sección mexicana de la CMI tiene casi 300 militantes y una base fuerte entre los jóvenes y los sindicatos. La CMI ahora tiene secciones o grupos en proceso de formación en prácticamente cada país del continente, norte, centro y sur. Recientemente ganamos una sección en Brasil, con cientos de militantes y una base importante en los sindicatos y la juventud. Han dirigido la lucha de las fábricas ocupadas y dirigen el Movimiento Socialista Negro".

Ana MuñozTambién habló del notable éxito que tuvimos en la reciente Feria del Libro de La Habana, donde presentamos el libro Reformismo o Revolución. También se ha presentado con mucho éxito este libro en Venezuela, donde Alan habló en reuniones en las que participaron más de 4.000 trabajadores en nueve estados y también fue invitado a reunirse con el presidente Chávez que ha recomendado este libro en varias ocasiones. Actualmente la CMR (sección venezolana de la CMI) está al frente de la lucha de los trabajadores Mitsubishi, una gran fábrica de automóviles en Barcelona donde dos trabajadores fueron asesinados por elementos contrarrevolucionarios. La intervención de la compañera Ana fue recibida con un aplauso entusiasta de los delegados que demostraron su ferviente espíritu internacionalista y devoción por la CMI.

Después del informe internacional, Jawad Ahmed, un famoso cantante pop pakistaní subió al estrado para cantar una canción revolucionaria que recibida por la audiencia con cánticos y aplausos entusiastas.

Finalmente, el compañero Alan Woods de la CMI pronunció el discurso de clausura en el que alabó los destacados éxitos del congreso, con su alto nivel político y moral revolucionaria: "¿En qué otro lugar de Pakistán se puede encontrar algo como esto? Preguntó. En el transcurso de sus palabras, mencionó la traición del ex-diputado de la Asamblea Nacional, Manzoor Ahmed Chaudry. Es significativo que llegados a este punto nadie hubiera mencionado esta cuestión. Alan Insistió en que dentro de las filas de la CMI no hay lugar para arribistas ni para la corrupción, que los dirigentes deben dar ejemplo. Señalamos que Lenin y Trotsky, cuando eran los líderes del Estado soviético vivían con el salario de un obrero. Con relación a Manzoor dijo lo siguiente: "En la medida que estaba bajo el control de la organización jugó un papel positivo en la Asamblea Nacional. Pero las personas en estas posiciones sufren la presión de clases ajenas y ese fue el caso de Manzoor".

Alan Woods citó las palabras de Engels: "El partido se fortalece purgándose" y añadió que, "estos oportunistas han estado extendiendo rumores de que han tomado la mayoría de la organización. ¿Qué decís a eso compañeros? ¿Es verdad? (un estruendoso coro respondió "no"). ¡Mirad alrededor de la sala! ¿Somos más fuertes o más débiles que hace un año? (gritos de "somos más fuertes"). Sí compañeros, somos más fuertes, tanto cuantitativa como cualitativamente. Si hay alguien que piensa que puede entrar a nuestra organización para hacer carrera personal yo les digo: ‘Ahí está la puerta, puedes abandonar la sala ahora'. No ofrecemos una vida confortable, ni una carrera o dinero. Todo lo que podemos ofrecer es trabajo duro, lucha constante y sacrificio. El camino a la revolución socialista es un camino duro. Hay muchos peligros y dificultades. Nos enfrentamos a enemigos poderosos: los terratenientes y los capitalistas, el ejército y la policía, los fundamentalistas y los terroristas. Pero somos soldados de un ejército revolucionario y continuaremos avanzando y superando todas las dificultades. Los ejércitos sufren pérdidas: algunos caen muertos y heridos, pero también habrá desertores, a los que trataremos con el desprecio que merecen.

"Estamos dispuestos a afrontar todas estas dificultades porque el premio final es muy grande. Estamos luchando por un mundo nuevo. Este mundo nuevo ya existe. Vive y respira. Está presente en esta sala, en los corazones y en el alma de cada uno de ustedes. Se hace más fuerte cada día y cada hora. Lucharemos hasta que nazca ese nuevo mundo y lo veremos crecer".

Después de estas inspiradoras palabras el congreso entero se puso en pie en medio de vítores y aplausos, inmediatamente se cantó La Internacional con gran entusiasmo. Jawad Ahmed se subió al estrado y junto con Alan Woods y Lal Jan cantaron de nuevo su canción revolucionaria dedicada a los compañeros de la CMI. Todo el congreso estalló en un estruendoso aplauso, cantando y bailando. En medio de esta escena de regocijo, los compañeros ondearon banderas rojas antes de salir a las calles en manifestación por las calles de Lahore.

Los camaradas marchan al término del CongresoMás de 2.000 compañeros participaron en una manifestación por las calles de Lahore contra el desempleo, la pobreza y la privatización organizada por el PTUDC para poner fin al congreso. Los compañeros protagonizaron una sentada en el centro de Lahore frente a la Asamblea Provincial del Punjab, donde Riaz Lund, otros dirigentes del PTUDC y del BNT (Campaña contra el Desempleo Juvenil) pronunciaron discursos militantes y dieron entrevistas para los noteros de televisión allí presentes.

28 de marzo de 2009.

GALERÍA FOTOGRÁFICA DEL CONGRESO